El Sueño y la Obesidad

septiembre 17, 2015

El sueño y la ingesta de alimentos están íntimamente ligados. Actualmente nuestra autoridades han dirigido su mirada hacia la problemática de la obesidad infantil. Se están llevando a cabo diversas campañas como la prohibición de la comida chatarra en los planteles escolares, pero ninguna campaña ha tomado en cuenta la importancia de un sueño sano en los niños.

Hoy en dia debido a la t.v. y los juegos de video, nuestros niños mexicanos permanecen despiertos mas tiempo, ocasionando que sus horas de sueño se vean disminuidas. Un niño en edad escolar debe dormir un promedio de 10 horas por noche.

El niño que no duerme bien tiene somnolencia diurna, se siente cansado y le es casi imposible concentrarse, como conducta instintiva, ingiere alimentos altos en calorías constantemente para mantenerse despierto. Este niño cansado será poco probable que participe en deportes o en actividades que le exijan movimiento, siendo la acumulación de sobrepeso la consecuencia lógica.
Una campaña en la que se haga consciente a los padres de la importancia del sueño sano en sus hijos es fundamental ya que son ellos quienes pueden regular las horas que éstos duermen.

Un niño que durmió bien estará concentrado durante el día, durante el recreo no sentirá la necesidad imperiosa de ingerir alimentos altos en azúcares y además tendrá la energía necesaria para participar en actividades físicas donde pueda quemar estas calorías.

Esto mismo sucede en los adultos cuando el sueño no es el adecuado ya sea en cantidad o en calidad.
Es importante cuidar que nuestro sueño sea sano ya que la calidad de nuestro día depende en gran medida de la calidad de nuestro descanso.

Posted in Novedades